La Ciudad de la Esperanza | Si Hay Voluntad, Nada Es Imposible
17276
post-template-default,single,single-post,postid-17276,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

Si Hay Voluntad, Nada Es Imposible

21 Jul Si Hay Voluntad, Nada Es Imposible

Estas son las condiciones en que Milo, uno de los jóvenes de Ciudad de la Esperanza, recibe clases en línea para continuar sus estudios universitarios.
No lo hago público para victimizarlo, sino porque aplaudo la actitud que él y otros más asumen en medio de la limitación para salir adelante.
Estos son algunos de los detalles entre bambalinas:
1. La brecha digital es, contrario a lo que otros aseguran, cada día más grande y acentúa la desigualdad. Milo tiene que «robar» señal wi-fi para asistir a clases.
2. Qué un joven, o una chica (ellas lo tienen más difícil), de zonas periurbanas logren saltarse la muralla de la marginación para acceder a la formación superior y culminar una carrera, tiene mucho de épico: es una proeza que ralla en el milagro, especialmente si no tienen ayuda del Estado (que brilla por su ausencia), o acceso a una beca de alguna organización.
3. La universidad de Milo cuesta este año Q.535.00 mensuales y es otra proeza poder pagarla.
4. La manera como está estructurada nuestra economía tiene que cambiar (no tengo idea ni cómo) para favorecer la inclusión social, si queremos un país donde haya paz e igualdad en todo sentido.

-Sergio Godoy

No Comments

Post A Comment