La Ciudad de la Esperanza |
16622
post-template-default,single,single-post,postid-16622,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.3,vc_responsive

07 Mar

Para la gran mayoría de personas resulta fundamental contar con una panadería cerca a su hogar; no conciben su desayuno sin un pan como acompañamiento. Este alimento, sinónimo de nutrición y sabor, alegra la vida de miles de amas de casa que a diario visitan a su panadero de confianza, en reconocimiento a su labor y dedicación en la fabricación del producto. El panadero se convierte, entonces, en alguien muy querido por las familias que ponen en sus mesas lo mejor del empeño,  trabajo y experiencia de estos profesionales. Tres expertos nos demuestran que este oficio está lleno de satisfacciones.

 

 

Agradecidos con Dios, con nuestros amigos de INTECAP, con Manuel Antonio Col Maxena y todas las personas que hicieron posible que esta tarde clausuráramos el Curso de Panadería de Especialidades. Felicitamos a los participantes por su esfuerzo y dedicación. Mil gracias.

 

 

No Comments

Post A Comment